lunes, 6 de septiembre de 2010

Obviously...

(There was no especific soundtrack for this entry. It was a mix with Kesha, Katy Perry, Miley Cirus, Jessy & Joy, Eric Rubín, Enrique Iglesias, y así... so popsie!)

Bueno, obviamente, no todo ha sido color de rosa. Como en todo proyecto y todo lugar hay altas y bajas. Cosas buenas y cosas malas.

Sigo conociendo el proyecto. Sigo conociendo a los involucrados. Poco a poco se está dando. Y estoy fluyendo con esto. No quiero forzar nada.

Y a pesar de muchas cosas, de necesidades, de diferencias entre los involucrados, de los obstáculos y de todo, estoy contenta.

Sigo confrontando mi carácter y personalidad. Me sigo dando cuenta de muchas cosas de mí. Me tropiezo con las mismas cosas y trato de detenerme para actuar de otra manera. Y duele. Duele darme cuenta que la riego. La riego sin querer. Y me caen los 20s de que ya la había regado así, y que la regué de la misma manera.

¿Cuándo aprenderé?

¿Qué necedad la mía, pues?

Debo ser más cuidadosa. Debo poner más atención. Pero se me va el rollo. Se me olvidan esas cosas.

Sigo observando. Sigo pensando. Sigo sorprendiéndome día a día. Sigo enamorada de Zanate. Debo confesar que ha pasado por mi mente pensar ¿y si me quedo? He encontrado -creo- otra zona de confort acá. O no sé cómo llamarle a esto. Como mi refugio, donde sé que todo va a estar bien. Esta experiencia me ha dado muchas cosas, a pesar de mi corta estancia. Y esta realidad me tiene enamorada de una manera que no pensé sería posible.

¿Está mal?

No sé.

Siento que vivo en un sueño. Y no precisamente de color rosa. Pero un sueño para mí.

Hay tanta riqueza por acá. En el sentido de la sustancia de la vida. La gente, las historias, los modos de vida. Aquí no hay bullshit (no puedo encontrar otra palabra). Es tan diferente. Una calidez viva. La gente siempre está dispuesta a ayudar. Al vecino. Al que lo necesite. Hay mucha unión. Las familias son otro rollo por acá. Son muy unidos todos. Otras costumbres y otras cosas. Sorprendente.

Tengo que dejar de escribir porque las obligaciones me llaman, pero quedamos pendientes...





PD. Es increíble cómo me estoy pareciendo a mi mamá.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada